ajos - tubérculos

Anti inflamatorios naturales

curcuma

cúrcuma

El cúrcuma, primo del jengibre, es muy utilizado en la medicina china tradicional y esto desde hace más de 2000 años por ser un excelente anti-inflamatorio.
También sirve para calmar los problemas digestivos y de la menstruación entre otras muchas cosas. Podeís poner cúrcuma en polvo en vuestras  comidas o tomarlo en forma de suplementos.

jengimbre

jengibre

Según unos recientes estudios esta raíz tendría propiedades que ayudan a acelerar el metabolismo. También tiene propiedades “quema grasa” por lo cual es muy aconsejable para todo persona que quiera adelgazar.
Por otra parte, estudios científicos también han demostrado que el jengibre ayuda a mantener la flora intestinal. En 1999 la OMS reconoció la utilidad del rizoma del jengibre para luchar contra las náusea y los vómitos de las personas embarazadas.
Otra ventaja del jengibre es la de no tener ningún efecto secundario y de ser además un excelente anti inflamatorio natural, de tener propiedades antibacterianas y antivirales y de ser un excelente tonificante y fortificante.

albahaca
jengimbre

albahaca

Las hojas de albahaca se pueden usar como un remedio antiinflamatorio. Tienen sustancias que bloquean o inhiben la actividad de los mediadores de la inflamación.
Indicaciones:
Tracto digestivo (gastritis, quemaduras, ardor de estómago, enteritis, colitis …), nervios (neuritis …), vías urinarias (cistitis, prostatitis), articulaciones (artritis, poliartritis, tendinitis).
Dosis:
Hacer una infusión 3 a 4 hojas frescas  durante 10 minutos en 1 taza de agua caliente.
A saber:
Las hojas de albahaca pierden sus propiedades curativas al secarse.

manzanilla

Manzanilla

Se sabe que la manzanilla se utilizaba ya en el siglo XVI contra la inflamación digestiva.
Indicaciones:
Tracto digestivo (gastritis, úlceras de estómago …), piel (eczema, forúnculo, heridas, picazón, grietas, urticaria …), nervios (neuralgia facial, dientes dolorosos de niños, neuritis …), ojos (conjuntivitis, blefaritis … ).
Dosis
Vía Interna: Infusión: 5 a 10 cabezas por taza durante 10 minutos en agua hirviendo,  tomar 3 a 5 tazas al día.
o
Tintura madre : 3 veces al día, 30 gotas con un poco de agua. (la tintura madre se obtiene con la maceración de la planta o la flor, de preferencia fresca durante días en agua y alcohol)
Vía externa:
– Para la inflamación de la piel y los ojos: hacer una infusión de manzanilla con 1 cucharada por 1 taza. Dejar 10 minutos y aplicar cuando la infusión esté tibia.