dientes sanos y blancos

trucos naturales para tus dientes

dolor de muelas

El truco para calmar un dolor de muelas.

Clavo de olor o giroflé para combatir el dolor de muelas.
El dolor de muelas se declara sin previo aviso. A menudo es violento y, a veces, la cita con el dentista no es inmediata. Para tratar de reducir el dolor, podemos usar el remedio de muchos practicantes:
el clavo. Perfecto anestésico local, es la solución natural más eficaz.

dientes blancos y sanos

soriasa con los dientes blancos

dientes blancos con limón y bicarbonato

Té, café, jumo de uva ... Muchos alimentos pueden manchar nuestros dientes, amarillearlos o dañarlos.
Descubre cómo tener dientes más sanos y más blancos de forma natural.


Con el limón
Así es, además de tener muchos beneficios para la salud y de ser muy útil en tu hogar, el limón también es un aliado que te permite tener los dientes más blancos. El ácido cítrico que contiene ayuda a combatir el sarro, es decir, el engrosamiento de la placa dental, en parte responsable del color amarillento de los dientes.
Además, el sarro como ya sabes causa caries en los dientes, enfermedades de las encías, como gingivitis o periodontitis, y mal aliento.
¿Cómo usar el limón?
Cepilla tus dientes suavemente con un poco de zumo de limón recién exprimido y enjuagua bien. Advertencia: no repitas la operación más una vez por semana, ya que aunque la acidez del limón elimine el sarro y la placa, también puede dañar el esmalte dental.


Con el bicarbonato de sodio
El bicarbonato es un ingrediente a menudo recomendado para blanquear los dientes. Se trata de un verdadero descalcificador natural, debido a suaves propiedades abrasivas que reducen la placa y suavizan el esmalte dental. Además, el bicarbonato también tiene la ventaja de limpiar la boca y prevenir las caries.
¿ Cómo utilizar el bicarbonato ?
Aplica un poco de polvo de bicarbonato de sodio sobre tu cepillo de dientes, una vez por semana, en lugar de tu dentífrico habitual. No lo utilices con demasiada frecuencia porque el bicarbonato también puede debilitar el esmalte.

Más consejos para tus dientes

El esmalte de los dientes es ligeramente poroso. O sea que se compone de pequeños intersticios en los que pueden penetrar las partículas finas de ciertos alimentos. Es por esta razón que los dientes se colorean rápidamente después de un consumo de frutas rojas o de vino, por ejemplo.
Todos los alimentos o bebidas coloreadas tienden a manchar los dientes. Por este motivo es recomendable cepillarse los dientes rápidamente después de comerlos o berberlos.
Si no dispones de un cepillo de dientes, es buena idea comer una manzana al final de la comida. Esta fruta te hará salivar y eso te permitirá luchar contra la acidez y la actividad bacteriana de Streptoccus Mutans, (= bacteria que forma parte de la flora de la cavidad oral).
Como la manzana no se adhiere a los dientes, es un buen sistema para hacer un poco de limpieza y limitar la formación de caries. Pero, cuidado, esto no reemplaza el cepillado de dientes.

error: Content is protected !!