Hinojo

Plantas para desintoxicar tu cuerpo

La «limpieza» o las curas de desintoxicación no reemplazan o curan la falta de sueño, el ejercicio físico y todos los síntomas y molestias de una alimentación poco saludable.

El efecto de estos tratamientos de desintoxicación se centra principalmente en mejorar las funciones de digestión y de eliminación gracias a la combinación de plantas que estimulan las funciones hepática, digestiva, intestinal y renal.

Limpieza y estimulación hepática:
En este apartado podemos ir a la página dedicada al hígado y también en el apartado de los  indispensables
La importancia de tener nuestro hígado bien limpio es primordial para nuestra salud y para nuestro bienestar. No olvidemos que el hígado es como un colador que filtra todas las toxinas, bacterias , gérmenes y más cosas que podamos tomar. Por ello, al igual que harías en tu cocina, para que un colador pueda  continuar filtrando o tamizando, deberás mantenerlo limpio. 

Un hígado en mal estado puede ser el motivo de muchos males tales como nuestro mal humor, nuestro mal aliento por las mañanas, de nuestra urticaria,  nuestros mareos, de nuestro dolor de cabeza e incluso de nuestra depresión y de muchas cosas más. Como ya he indicado el limón, el cardo mariano y la alcachofa, son según mi punto de vista los mejores para desintoxicar este órgano , pero existen muchas más plantas para ello como :

el diente de león

diente de leon

Riñones e hígado
Seguro que ya has visto estas flores en tu jardín o en cualquier otra parte cuando has ido de paseo por el campo. Son muy fáciles de encontrar pero debes evitar tomar las que se encuentran cerca de una carretera por motivos obvios de polución. Utiliza las raíces para el hígado y las hojas para los riñones. El diente de león favorece la producción y eliminación biliar. Puede limpiar y estimular eficazmente el hígado así como la vesícula biliar.

A veces también se utiliza como un «aperitivo» para estimular el apetito y mejorar la digestión. Contribuye a la prevención de los cálculos biliares.

Modo de empleo :

  • Acción diurética : Se comerán las hojas de diente de león crudas en ensalada pero únicamente si son jóvenes y tiernas.
  • Acción sobre el riñón y la vesícula hepática : se beberá el zumo que hemos preparado con el extractor de zumo. En este caso mezclaran las hojas y las raíces. En decocción e infusión se podrán 3 a 5 g de raíces secas en una taza de agua hirviendo, se dejará la mezcla en infusión durante unos 10 minutos y se tomará 3 veces al día, o en suplementos se tomaran 4 a 10 ml de extracto líquido 3 veces al día.
error: Content is protected !!